Requisitos para casarse por la Iglesia Católica

¡Felicitaciones! Tomar la decisión de unir tu vida a la de otra persona significa que tienes la capacidad de asumir grandes retos, sin embargo, debes resolver algunos asuntos legales antes de vivir tu experiencia.

A continuación vamos a intentar explicarte cuáles son los requisitos para casarse por la Iglesia Católica.

Casarte mediante una ceremonia canónica de la iglesia es igualmente válido para el estado, y aquí te presentamos los pasos a seguir.

Debes tener de conocimiento que algunas parroquias pueden, dependiendo de su contexto social actual, solicitar diferentes documentos para la elaboración del expediente de matrimonio.

Boda
Boda

Requisitos para Boda Religiosa en España

  • Definir una cita con el párroco de la localidad del novio o la novia, quien les indicará cuales son las particularidades de la parroquia en la que se encuentran, sin embargo, si no desean casarse en la iglesia de la parroquia donde residen o estén empadronados alguno de los dos, es probable que no les brinden prioridad en cuanto a la fecha. Es muy recomendable que vayan con al menos seis meses de antelación del mes específico en el que tienen planeado contraer matrimonio. En éste momento el párroco evaluará el caso de la pareja y programará una o varias entrevistas más, en la que se les aclara qué es y que no es el matrimonio, así como consejos prácticos para la vida matrimonial.
  • Si la iglesia que han elegido no es la de su residencia deberán solicitar un traslado de expediente que se realiza de la siguiente manera, si no es su caso pueden saltarse éste paso.
  1. Deben solicitar las partidas de bautismo, en la iglesia donde se bautizaron o en el obispado que les corresponda.
  2. Certificado de nacimiento, que pueden solicitar en la sede del Registro Civil que les corresponda.
  3. Libro de familia de los padres de ambos.
  4. Certificado del curso prematrimonial.
  5. DNI de ambos.
  6. Un testigo por cada contrayente (mayores de edad, con DNI).

En la mayoría de las iglesias tramitan el traslado, si no es así en su caso, tendrán que ir al arzobispado de la diócesis para que lo sellen y luego poder llevarlo a la iglesia donde desean trasladar su expediente, si se casan en una provincia diferente tendrán que llevarlo primero al arzobispado de la provincia de destino y luego a la iglesia de destino, éste trámite lo puede realizar un familiar o amigo de confianza.

Una vez casados, es común que la propia iglesia envía el expediente al arzobispado y al registro civil, donde podréis solicitar el libro de familia si aún no han hecho la conversión a la base de datos electrónica en su municipio de residencia, deben verificar que éste trámite se haga ante el registro civil en los siguientes cinco días hábiles posteriores a la ceremonia matrimonial.

  • Obtener el certificado del curso prematrimonial, por el que deben preguntar con el párroco que les corresponda, en algunos casos consideran a las parejas donde ambos trabajan y pueden organizarse cursos intensivos para los fines de semana. De igual manera pueden preguntar si pueden hacer el curso en otra parroquia distinta a la iglesia donde tienen planificado casarse si les resulta más cómodo, su duración estimada es de 6 a 10 días dependiendo del párroco que lo esté dictando.

Papeles para Casarse

Reunir la siguiente documentación para casarse:

  1. Fotocopia del DNI, pasaporte o tarjeta de residencia de cada uno.
  2. Partidas de bautismo de ambos (debe solicitarse seis meses antes de la ceremonia de boda)
  3. Certificados de nacimiento actualizado de cada uno de los novios (expedidos por el registro civil, en algunas parroquias no es necesario si llevan el libro de familia)
  4. Certificados de fé, vida y estado (expedidos igualmente por el registro civil)
  5. Certificados de empadronamiento histórico (expedidos por el ayuntamiento correspondiente a sus respectivos domicilios)
  6. Certificado del curso prematrimonial.
  7. Fotocopia de la hoja del libro de familia de los padres de los interesados donde aparecen los contrayentes.
  8. Un testigo por cada uno de los novios, que los conozcan, que sean mayores de edad, con sus respectivos DNI.

Deben tener en cuenta que ésta lista de recaudos puede variar dependiendo de la parroquia donde decidan casarse, tendrán que verificarla con su párroco.

Hay casos en los que se requieren documentos adicionales, como por ejemplo si uno de los contrayentes es viudo se debe traer el certificado de matrimonio con el difunto, y a continuación el certificado de defunción del cónyugue.

Si uno de los dos es divorciado por la iglesia se debe presentar la nulidad matrimonial, y si es divorciado por “lo civil”, deberán presentar el certificado de matrimonio civil y la sentencia firme de divorcio correspondiente.

Incluso si ya se han casado por lo civil, deben incluir en el expediente de matrimonio el certificado original y copia del acta de matrimonio expedida por el registro civil.

Deben estar preparados para que algunas parroquias les soliciten requisitos como el certificado de confirmación, o una dispensa, si alguno de los novios profesa una fé diferente a la católica o posee algún otro impedimento que esté contemplado en el Derecho Canónico, o incluso permisos paternos si los novios aún son menores de edad, pero mayores de dieciséis años.

También puede darse el caso que uno de los contrayentes sea extranjero, y la parroquia podrá exigir un certificado de soltería emitido por el ayuntamiento de residencia, aunque ésta misma función la cumple el certificado de fé, vida y estado.

También se podrá solicitar el certificado de inscripción consular, domicilio, tiempo de residencia en España y lugar de procedencia del mismo.

El novio extranjero tendrá que verificar si las leyes de de su país de origen exigen la publicación de edictos al contraer matrimonio en España. En otros casos, deberá aportar certificado de capacidad matrimonial.

Si uno de los novios es refugiado político o solicitante de asilo o refugio u otra condición similar, deberá aportar el certificado de la Dirección General de la Policía (D.G.P.), del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), de la Cruz Roja Española o de otro organismo con los datos de su condición.

¿Que se necesita para casarse por la Iglesia Cristiana?

Lateral de la Iglesia Católica de Santa Ana
Iglesia Católica

En primer lugar, debes amar a tu pareja, y los requisitos te parecerán ¡los más hermosos del mundo!.

Como explicábamos, la iglesia verifica todo esto mediante un curso matrimonial obligatorio en el que el párroco puede evaluar mediante preguntas cuidadosamente diseñadas el estado emocional de la pareja, como por ejemplo que no tengan consanguinidad o familiaridad, que la decisión sea voluntaria de cada uno, y otros detalles de éste estilo.

En algunas parroquias es común que se presente una tarifa por usar las instalaciones de la iglesia, el pago de los músicos si es el caso y para sufragar los gastos de los trámites, en otras simplemente le entregan un sobre a la pareja para que realicen una donación dependiendo de la generosidad de sus corazones.

También deben planificar los testigos, en algunas parroquias tienen por norma no aceptar testigos que sean familiares directos de los novios.

La fecha, es un asunto muy significativo para la pareja, y por lo tanto una de las cosas que más nos pueden dar dolores de cabeza, sin embargo con mucha organización y amabilidad se puede lograr que se haga en la fecha que se ha planificado, puede darse el caso que otra pareja se case el mismo día, ¡pero no se alarmen!, viendo el lado bueno se pueden compartir los gastos de decoración (si la iglesia los permite y ese caso ajustados a las normas de estética eclesiásticas).

También se debe verificar si la iglesia permite la modificación de la ceremonia religiosa, como por ejemplo las lecturas de la misa, o las tradiciones como lanzar arroz y demás.

¿Por qué casarse por la Iglesia?

Tal vez te preguntes esto a ver la gran cantidad de matrimonios disfuncionales de nuestros días, sin embargo, Dios ha provisto el matrimonio como medio para que la raza humana disfrute de la felicidad plena, todo lo que sucede es porque no seguimos los consejos del manual que Él ha provisto para nosotros en la biblia, en primer lugar, algunas parejas desacatan el primer consejo: “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Génesis 2:24), y continúan viviendo con alguno de sus padres o siguiendo sus consejos por encima de las decisiones tomadas por la pareja, en segundo lugar algunas parejas experimentan cambios totales en su manera de tratarse a tan sólo meses del matrimonio, y se olvidan de la etapa romántica del noviazgo que vivieron cuando aún eran novios “Su marido también la alaba” (Proverbios 31:28) “La casada tiene cuidado de cómo agradar a su marido” (1 Corintios 7:34).

Dios, ha prometido bendecir a las personas que sigan sus consejos, y podemos ser parte de un trozo del cielo si representamos en nuestras vidas la máxima representación del amor: en la que un hombre se compromete a amar a su esposa “como Jesús amó a su Iglesia” y viceversa, cuando una mujer decide amar, servir y entregar todo por su esposo, como Cristo lo hizo por la humanidad.

Si te ha gustado el artículo no dejes de compartirlo con tus amigos y familiares a través de las Redes Sociales

Un abrazo de todo el equipo de Requisitos Para! 🙂

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(7 Votos, Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *