Requisitos para casarse con un ciudadano americano

No caben dudas de que uno de los primeros requisitos para casarse con un ciudadano americano es el amor. Sin embargo, esto no lo es todo. Unirse a alguien para toda la vida requiere de ciertas exigencias y requerimientos que demuestran que legalmente puedes realizar este procedimiento. Es de mayor importancia cuando es con un extranjero, ya que la tramitación debe cumplir con los efectos migratorios. Por lo tanto, descubre en esta entrada lo que necesitarás para dar el sí de tu vida y ser feliz para siempre.

Cuáles son los requisitos para casarse con un ciudadano americano

Es importante resaltar que, los requisitos para casarse con un ciudadano americano van a depender básicamente de donde se celebrará la ceremonia de bodas, si es en los Estados Unidos o en el extranjero. También, en donde van a vivir. Por regla general, cuando el matrimonio se celebra en el extranjero, este posee validez en el país norteamericano. Por tal razón, resumiendo algunos aspectos, es necesario que este matrimonio cumpla con:

Se rija por las leyes locales

Para que un matrimonio sea valedero en los Estados Unidos es necesario que se apegue a las leyes del estado donde se celebró. Por ejemplo, si se es con un menor de 18 años que cuente con la autorización de los padres o si es entre personas del mismo sexo, que sea en una dependencia donde este tipo de matrimonio sea válido. Además, hay países donde se exige a los novios tener residencia en la región para poder expedir un certificado de matrimonio.

Si el matrimonio es celebrado dentro del territorio americano, el contrayente extranjero debe cumplir con las exigencias de migración para tal efecto. Por ello, debe contar con visado, permiso u otro documento que demuestre legalidad.

La documentación necesaria

Luego de determinar que se cumplen con las exigencias del país donde se realizará la ceremonia de bodas. Estos sin dudas, también va a depender del lugar. No obstante, en línea general los documentos para casarse con un ciudadano americano son:

  • Credencial de identificación de ambos: Para ello, tiene efecto el permiso de conducir, documento oficial y para el extranjero el pasaporte americano vigente. Generalmente, se exige una documentación que cuenten con sus datos y una foto.
  • En la mayoría de los países se exige constancia de nacimiento de ambos. En algunos casos se necesita que la del ciudadano americano sea legalizada o apostillada. También, si se encuentran en un idioma diferente, la traducción a la lengua donde se realiza la boda.
  • Comprobante de soltería: Esta puede ser una constancia emitida por un notario o una persona calificada para ello. En casos de que alguno de los contrayentes haya sido casado anteriormente debe presentar la certificación de divorcio o acta de defunción en caso de viudez.
  • En función del país donde se desea contraer matrimonio, puede exigirse una declaración jurada de estar en capacidad legal para casarse. Esta puede ser tramitada por el consulado o embajada de los Estados Unidos en el país de destino.
  • Para el extranjero, debe mostrar algún documento que certifique su status migratorio.
  • En algunos países o dependencias es imprescindible mostrar un certificado médico con análisis clínicos que indiquen el tipo de sangre de los novios así como si poseen enfermedades contagiosas.
  • Formulario de solicitud de matrimonio: Este documento lo entrega el registro principal en donde se llevará a cabo la ceremonia.
  • La documentación de dos personas que sirvan como testigos.
  • El pago de la tasa o importe por la realización del servicio.

Si el caso es que el matrimonio se llevará a cabo dentro de los Estados Unidos, cada lugar cuenta con requisitos diferentes para poder casarse. Hay que solicitar una licencia para matrimonio que puede tener una vigencia que va desde los 10 hasta los 60 días. Además, desde el punto de vista migratorio, no es aceptado el matrimonio por poderes, por lo cual se requiere presencia de los contrayentes.

Autentificar el certificado de matrimonio

Posterior a la boda, se requiere que el certificado o constancia de matrimonio adquiera legalidad. Por tal motivo, es necesario autenticar el documento con el sello de la Haya o en caso de que el país de destino no pertenezca a este convenio, un certificado de legalidad. Por lo general, los países hispanos cuentan con la posibilidad de apostillar o poner el sello de la haya para legalidad en el territorio americano.

Donde van a vivir

Independientemente de donde vayan a vivir es necesario que el cónyuge extranjero pueda solicitar la visa para ingresar a los Estados Unidos, e incluso la residencia. Estos son tramites que pueden durar largo tiempo en proceso por lo que se recomienda iniciarlo cuanto antes.

Además, en lo que respecta al contrayente americano de igual manera si desea quedarse en el país donde se casó, se requiere que vaya tramitando el documento de residencia. En algunos casos basta con notificar su estado civil a la embajada y solicitar el cambio de estancia a residente temporal.

Matrimonio de buena fe

Para efectos de migración en los Estados Unidos se debe comprobar que el matrimonio es de buena fe, es decir, es auténtico. En vista de los fraudes cometidos en matrimonios por conveniencia para obtener la green card, es necesario demostrar que el casamiento es llevado a cabo de manera genuina, no por conveniencia. Este tipo de fraude es penalizado con severidad en el territorio americano.

Opciones para casarse con un ciudadano americano en los Estados Unidos

Si desean ir a vivir a los Estados Unidos después del matrimonio, es indispensable que el ciudadano americano realice el trámite de reclamo o petición de su pareja. Este debe ser ciudadano por nacimiento o por naturalización. También, puede pedir una visa de prometido en casos de que quieran casarse dentro del territorio. En cualquiera de los casos conviene analizar las opciones para estar juntos.

Solicitud de una visa de prometido

Si han decidido darse el sí en Estados Unidos, uno de los requisitos para casarse con un ciudadano americano puede ser una visa K-1 o visa de prometido. Esta permite a los extranjeros viajar y casarse en un periodo no mayor a 90 días. Posteriormente, puede solicitar un ajuste de status a residente permanente para tramitar la residencia. Los pasos para tal procedimiento se pueden resumir de la siguiente manera:

  • El ciudadano americano debe presentar la solicitud con el formulario I-129F ante la agencia de migración más cercana a su residencia. Una vez aprobada se le notificará sobre el número de caso y se enviarán lo datos consulares a la embajada del país de donde es el prometido.
  • Luego es indispensable que el extranjero se prepare para la entrevista y llevar la documentación correspondiente. Estos pueden ser: Planilla DS-160 debidamente llenada y firmada, pasaporte vigente para viajar, carta de soltería, certificado de divorcio o acta de defunción del anterior cónyuge si existió, carta de buena conducta, fotos.
  • Además, el solicitante debe presentar la declaración jurada o evidencia de patrocinio económico donde demuestre que puede cubrir los gastos económicos de la pareja.
  • Evidencia documental o de diversa índoles de la relación de pareja. Es necesario demostrar un encuentro personal en los últimos dos años.
  • Pago de las tarifas por solicitud con la forma I-129F, solicitud de visa con la planilla DS-160, examen médico realizado por un doctor autorizado y otros costos de fotocopias, traducciones, entre otros documentos.
  • Después de la entrevista, en caso de ser aprobada se le entregará la visa K-1 en su pasaporte. También, se le entregará un sobre sellado que deberá ser entregado al oficial de inmigración al momento de ingresar a Estados Unidos. No abra el sobre, pues es de uso oficial.

En ocasiones, el oficial que realiza la entrevista cuenta con la autoridad de pedir información adicional que compruebe la autenticidad de la petición. Cabe destacar que con este visado o permiso, solo es posible ingresar al territorio en una sola oportunidad. Además, debe casarse en los próximos 90 días para poder continuar con el trámite para legalizar su estancia en el país. Obtén más información en https://travel.state.gov/content/travel/en/us-visas/inmigracion/visa-de-no-inmigrante-para-prometido-a–k-1-.html.

Residencia permanente por matrimonio

Es posible que deseen casarse en el extranjero pero después deban volver para vivir en Estados Unidos. En ese caso, el cónyuge ciudadano una vez casado puede presentar el formulario I-130 en combinación con la solicitud de visa K-3 a través del formulario I-129, para tramitar la residencia legal. Esta petición se debe realizar en varios pasos de los cuales se pueden resumir:

Solicitud de la residencia

Para complementar el proceso de petición es necesario presentar la forma I-130 debidamente llenada, firmada y completada. Además, esta debe ir acompañada por:

  • Documento, acta o certificación de matrimonio civil.
  • En casos de haber estado casado anteriormente presentar una carta de anulación, comprobante de divorcio, o acta de fallecimiento en casos de viudez.
  • Fotos fondo blanco tipo pasaporte, tanto del solicitante como del cónyuge extranjero.
  • Comprobar el estado migratorio a través de un pasaporte americano, comprobante de nacimiento, certificado de naturalización o ciudadanía.

Para iniciar este trámite es obligatoria la presencia del ciudadano americano dentro del país. Para certificar esta acción se requiere una manifestación jurada de patrocinio económico y tener más de 18 años de edad. Para miembros de la Fuerza Armada Nacional aplican condiciones especiales.

Documentos para la solicitud de la visa

Después de realizar la petición ante inmigración y es aprobada, los datos se remiten al organismo oficial de visas. Además, se informa a la embajada del país de origen del esposo extranjero. Es necesario realizar la cancelación o desembolso de las tarifas estipuladas por solicitud del servicio. También, es necesario que el cónyuge extranjero reúna las siguientes exigencias:

  • Pasaporte en vigor.
  • Formulario DS-260 debidamente llenado, completado y firmado.
  • Fotos tipo pasaporte, fondo blanco donde se pueda observar el rostro de forma clara.
  • Certificado de matrimonio, comprobante de divorcios o de fallecimiento en casos de haber estado casado anteriormente, expediente militar en caso de que corresponda, certificados de nacimiento, entre otros.
  • Examen médico completo elaborado por un profesional calificado o autorizado por la embajada norteamericana.

Recuerde que los documentos entregados deben ser traducidos al idioma por un ente oficial. Además, deben ser llevados en original y copia. Los requisitos pueden variar según el país, por ello se deben obedecer lo estipulado por migración cuando se envía la notificación. Para información visita: https://www.uscis.gov/es/familia/familiares-de-ciudadanos-estadounidenses/visas-de-no-inmigrantes-k-3-y-k-4.

Entrevista

Debes tener todos los documentos en orden hasta el día de la entrevista, en casos de algún faltante, el oficial consular no podrá proseguir con el proceso de solicitud. Llegue a la cita a la hora señalada en la carta proporcionada por migración, incluya esta misiva dentro de los documentos. Recuerda, realizar los pagos correspondientes. Durante la audiencia el oficial consular revisará los documentos y te hará preguntas relacionadas con la relación. Es importante para ellos descubrir que no sea un matrimonio por fraude y/o conveniencia.

Después de la entrevista

Luego de la entrevista se le informará sobre su aprobación, en caso de ser negada se le explicará el motivo. Si es aprobada se le restituirán los documentos originales y el pasaporte con la visa. Además, se le entregará un sobre sellado con documentos de uso oficial, No debe ser abierto por el solicitante. Una vez dentro del país, en conjunto puede culminar el proceso de solicitud de la residencia.

Puede que en un principio, si tienen menos de dos años de casados, el estado provea una residencia condicionada, la cual debe revocarse tres meses antes del vencimiento. Es importante para el estado americano la unión de las familias, por ello, ha dispuesto algunas medidas para lograr reunirlas. Solo queda demostrar de parte de los solicitantes lo genuino de la relación.

Para más información sobre los requisitos para tramitar la residencia americana por matrimonio, haz clic aquí.

En resumen, llenar los requisitos para casarse con un ciudadano americano puede ser algo complejo que requiera de asesoría. Recuerda hacer todo con tiempo ya que son gestiones que se extienden en ocasiones durante meses. Después, a ultimar los detalles de la celebración y ceremonia de la boda, para disfrutar en grande tu nuevo estado civil. ¡Felicidades!

¿Te ha sido de utilidad el artículo?
(4 Votos, Promedio: 4.5)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.